¿Importan las condiciones a la hora de hacer transferencias monetarias?

Las transferencias monetarias condicionadas (conditional cash transfers o CCTs en inglés) se han vuelto muy populares en el mundo de la economía del desarrollo, tanto para combatir la pobreza, como para incrementar los niveles de escolarización o mejorar la asistencia sanitaria (PROGRESA en México y Bolsa Escola en Brasil son de lso más conocidos). Uno de los argumentos a favor de estas políticas condicionadas (el requerimiento para recibir el subsidio suele ser el demostrar que nuestro hijo ha ido a la escuela o que ha sido vacunado) es que, si no existieran las condiciones, las familias utilizarían el subsidio para otros fines menos útiles.

Via Chris Blattman me llega un paper que intenta evaluar si esas condiciones importan, a través de un programa de transferencias con diseño aleatorio, de forma que algunos beneficiarios reciben una serie de condiciones, y otros no.

We conduct a randomized experiment in Burkina Faso to estimate the impact of alternative cash transfer delivery mechanisms on education. The two-year pilot program randomly distributed cash transfers that were either conditional (on enrollment and attendance) or unconditional. Results indicate that conditional and unconditional transfers have similar impacts increasing
enrollment for children traditionally favored by parents for school participation, including boys, older children, and higher ability children. However, conditional transfers are significantly more effective than unconditional transfers in improving the enrollment of “marginal children”, those
less likely to go to school, such as girls, younger children, and lower ability children.

Resulta que las condiciones no importan entre aquellas las poblaciones “preferidas” por los padres, como los hijos varones o los hijos con mayores aptitudes académicas. En cambio, para los niños susceptibles de ser destinados a labores domésticas (las hijas, los hijos más jóvenes), esas condiciones sí que adquieren relevancia. ¿Un ejemplo de libro de cómo una política pública puede solucionar un fallo de mercado? Curioso en cualquier caso.

PS: En Marruecos, un estudio similar no encontró diferencias entre el programa condicionado y el no condicionado. El nivel de renta seguramente juegue un papel clave en todo esto.

Anuncios

Fraude, experimentos y políticas públicas

Aprovechando que el Potomac pasa por Washington, que Roger ha mencionado la idea de las reformas indoloras (juro que había empezado este post antes de que él publicara el suyo!) y ya que el tema del fraude y la amnistía fiscal está de moda tanto para unos como para otros, vamos hablar de métodos (relativamente) indoloros de mejorar la administración pública, en concreto la recaudación.

Para ello voy a mencionar un artículo reciente del Economist sobre las posibles aplicaciones de la economía de la conducta* (la wiki española la llama economía conductual, que me suena fatal) en el ámbito de las políticas públicas. Algunos gobiernos, entre ellos el de Reino Unido y el de EEUU, han creado unidades de investigación que apliquen conceptos de psicología y economía con el objetivo de mejorar las políticas públicas.

Me he puesto a leer un informe de la unidad británica y la verdad es que el trabajo que hacen es muuuy interesante. Cuando intentamos mejorar el combate contra el fraude, la evasión o la morosidad, lo primero que se nos ocurre son ideas como aumentar el número de inspectores de hacienda, o endurecer las penas y enviar a todos los que pillemos a la cárcel. Aunque nos apetezca mucho hacer esto último, a veces hay cambios que son bastante más útiles y además cuestan muy poco. Sigue leyendo